Lavado ropa
Símbolos Manchas Detergentes
Lavadoras
Secadoras
¡Escríbenos!

Funcionamiento
Mantenimiento
Consejos para la compra
Uso eficiente y ahorro
Instalación


   Instalación de la lavadora de ropa.

Antes de explicar como se instala una lavadora, le aconsejamos que acuda a un instalador profesional, que son los que normalmente realizan las conexiones de la lavadora.

Si usted se atreve a instalar la lavadora, aquí encontrará los pasos que han de seguirse habitualmente, aunque estas indicaciones pueden variar dependiendo de las características particulares de su lavadora o del lugar donde irá instalada. Por eso le recomendamos que lea atentamente el manual de instrucciones de su lavadora, consulte a su vendedor y al servicio de atención al cliente del fabricante de la lavadora.

Para instalar una lavadora necesitará disponer de:

1.-Una toma de corriente (enchufe): Es recomendable que sea estanca y con toma de tierra. La mayoría de las lavadoras tienen una potencia inferior a 3000W por lo que deben estar alimentadas por cables con hilos de una sección mayor o igual a 2,5mm2 de cobre. Para esta potencia, el enchufe ha de estar protegido por un magneto-térmico de 16 amperios y un diferencial. El enchufe no puede estar a una distancia inferior a 1 metro de los grifos. NOTA: Los reglamentos eléctricos de baja tensión en cada país pueden variar y han de prevalecer por encima de las anteriores recomendaciones.

2.-Una toma de agua fría: La lavadora puede cargar agua de un grifo, lavadero o llave de paso cercana. Hay que prestar atención a la presión de agua mínima de funcionamiento indicada por el fabricante. Generalmente las lavadoras cuentan con una entrada de agua de ¾ de pulgada. Es necesario comprobar que existe un pequeño filtro de agua antes de la entrada a la lavadora, para evitar que algún sólido en suspensión entre dentro de la lavadora y pueda estropearla. A este fin algunos modelos de lavadora ya cuentan con filtro de entrada. NOTA: Existen algunos modelos de lavadoras que poseen dos entradas de agua, una fría y otra caliente, en este caso será necesario tener dos tomas de agua de entrada, una para cada tipo de agua.

3.-Un desagüe: La solución ideal es disponer de un tubo de desagüe provisto de un sifón en forma de "P" o "S", para prevenir malos olores. El desagüe ha de estar situado a una altura de 60 a 80 centímetros para evitar que la lavadora se vacíe debido al principio de los vasos comunicantes. El diámetro del tubo del sifón ha de ser superior al del desagüe de la lavadora, para que el aire pueda entrar en el circuito y evitar el desbordamiento de agua en la lavadora (efecto sifón). En el caso de no disponer de un desagüe las lavadoras pueden evacuar el agua en un lavadero cercano. El inconveniente es que el lavadero podría atascarse rápidamente con las pelusas.

Ajuste de nivel:

Después de conectar la toma de agua, el desagüe y la toma de corriente hay que comprobar el nivel de la lavadora antes de ponerla en marcha.

La nivelación correcta de una lavadora impide el ruido y vibración excesivos.  Instale el aparato sobre una superficie de suelo sólida y nivelada, preferiblemente en la esquina de una habitación.

Si el suelo no está nivelado, ajuste los pies de nivelación según sea necesario. No han de introducirse trozos de madera, etc. debajo de los pies, pues con la vibración se desplazarán. Asegúrese de que los cuatro pies son estables y descansan sobre el suelo y, a continuación, compruebe que el electrodoméstico está perfectamente nivelado (utilice un nivel de burbuja de aire).

Por último haga una comprobación en diagonal de que todas las patas apoyan correctamente en el suelo. Al empujar hacia abajo y en diagonal los bordes de la parte superior de la lavadora, la máquina no se debe mover arriba o abajo en absoluto. Compruebe esto en dos direcciones, si la máquina cabecea al empujar la placa superior de la máquina en diagonal, ajuste de nuevo las patas.


Guia de lavado de la ropa


Última actualización 19 de abril de 2009.
© www.lavadoropa.com 2008 - 2009.